Diario de la luz

El negocio Halal en España

Asombroso. La verdad es que el titulo y la fuente tienen mucho de verdad: negocio.
Porque es impresionante que esta gente cuya sunna es tan laxa para cosas como el hijab, la homosexualidad, el aborto, el feminismo y así una de tras de otra, con una legión de fans en su foro, que apedrean a cualquier seguidor de la sunna, mediante la reinterpretación modernista, marxista e interesada de El Noble Corán, bien agarraditos de traducciones y traductores arabistas interesados en su rollito particular, vengan ahora a decir, que el pollo halal, es el que tal y cual.
Claro que es su negocio, que por cierto no arranca, pues en las tiendas de Marroquíes, Bengalíes, Afganos, y demás nacionalidades seguidores de la sunna, no ves ni de casualidad estos productos etiquetados halal, por la Yunta Islámica y su organismo que certifica morcillas halal. Sólo los verás en la macrocadenas, cómplices del encarecimiento de los productos de alimentación, asfixiadores de la gente del campo, los Eroski, los Carrefour, etc…
Respecto de la sunna de que animal es halal, me hace gracia que estos defensores de lo laxo, sean tan estrictos a la hora de acometer el tema del sacrificio del animal, cuando precisamente este apartado tiene sus más y sus menos. Pero aquí, prefieren pertenecer a al ala estricta. Business it’s Business.
Pollos halal, que rezuman sangre en las vitrinas del Eroski, junto a las morcillas halal de Isabel Romero.
Me pregunto que habrá de halal en que el animal entre en contacto con sus colegas los cerdos, y los matarifes y demás auxiliares del matadero, contaminado de su sangre, en que los vehículos se usen para la pata negra que para la vaca. Que mas da el morcón ibérico, el chorizo y el pata negra.
Sello de garantía halal, para seguidores de la Yunta Islámica.