Diario de la luz

Hipocresía mediática, y estupidez política: Zineb El Rhazoui

Hoy leo asombrado la historia de Zineb El Rhazoui en la contraportada de El Mundo, un alegato a la libertad religiosa, que me parece una memez y una profunda estupidez, realizada por alguien que dice ser experta en religiones, exredactora de Le Journal.

Noticia usada como no por los islamofobos, y por la prensa progresista o alineada a intereses sionistas, y escrita generalmente por profesionales del periodismo que no tienen ni idea de lo que escriben, para dar bombo, que es lo que esta chica pretendía por mucho que nos quiera hacer parecer entupidos a los demás con sus declaraciones a posteriori , cuando dice que “Ninguno de los organizadores podía imaginar el revuelo que esta reivindicación causaría en el país”

Además de muchas incorrecciones que ya no se sin propiciadas por la falta de rigor periodístico, o por el cinismo de los participantes que desgranare poco a poco.

El asunto claro. Llamar la atención sobre el código penal marroquí respecto de realizar actos haram (prohibidos) durante el mes de Ramadán, a saber, comer, beber o fumar en lugares públicos. (Art. 222 del Código Penal Marroquí)

Bien, al margen de la desambiguación necesaria, Islam-tolerancia, pues somos muchos los que entendemos que en el Islam (verdadero, real) tal y como se muestra en el Noble Coran, “No existe coacción en la religión” (Corán, 2, 256) existe lo que son leyes, normas, usos y costumbres.

Por mucho que pretenda vestir de modernismo, de derechos fundamentales al estilo occidental (esos que son para unos pero para otros no), en Marruecos existe una legislación como existe otras que pueden parecer seguramente a otros liberales, chocante y contraria a sus derechos.

Por ejemplo, le diría a esta moderna luchadora por los derechos de los marroquíes no musulmanes (y de esto hablare mas adelante pues hay unas cuantas incorrecciones de fondo en la protesta) hiciera la prueba de visitar el país adalid de la democracia, el política del mundo, en una de sus concurridas playas de Miami o Los Ángeles. Vistiera un minúsculo dos piezas, modelo autorizado de no mas de 3 centímetros cuadrados de tela, pero suficientes para tapar sus pezones (y perdonen la dureza) y deshacerse de la parte superior de minúscula tela con el fin de dejarlo al aire, como en cualquier playa moderna.

Bien, esta luchadora de causas estúpidas, sería instada a acompañar a los agentes de policía, hasta la comisaría para acabar en presencia del juez del condado, que le impondría desde una severa multa hasta el ingreso por 10 0 30 días en la cárcel democrática del condado correspondiente.

Ohhhh.. exclamarían los modernos suecos, los sexuales holandeses… que horror. En incluso algún liberal americano.

Otros ciudadanos norteamericanos, como otros europeos, pensarían y dirían en alto, que es una vergüenza lo realizado por la señorita.

Y otros, como muchos musulmanes, al ver la desfachatez, la falta de tacto, la falta de respecto por sus usos, costumbres y religión, tuvieron que soportar al ver el espectáculo.

Quiero añadir que es curioso, que muchos europeos, casi todos, tienen mas respeto por no molestar durante el Ramadán, que muchos de estos marroquíes, que dicen no ser musulmanes.

Con esto decir que afirmaciones como esta “ley “irrespetuosa con los marroquíes no practicantes” son un poco maleducadas en su contexto. Y valga que es mi opinión personal, como la de esta y otras personas de corte progresista, que gustan tanto de camisas ajenas y de causas perdidas.

Los cambios, que pueden ser necesarios, se producen a lo largo del tiempo, pero desde luego con acciones como esta, es normal que alguien piense que están orquestadas por organismo y personalidades que influyen en ciertos jóvenes.

Aluno de los participantes, del que se desglosa las horas hermosas de su padre, como luchador de la izquierda en los duros años de plomo del reinado de Hassan II, harían mejor en luchar en Marruecos por que los empresarios, no abusen de los trabajadores, porque los ricos, musulmanes o no, dejen de explotar como explotan a la sociedad, que faltar al respeto de esa forma tan descarada a los millones de musulmanes marroquíes o no, que sin realizan el Ramadán. Tan solo por eso, por respeto.

En el escrito de El Mundo se hace referencia de manera torticera, de los pilares del Islam, y una vez mas no se donde esta el fallo, si en la declaración de la promotora, o en la pluma del periodista que no tiene idea, pero se dicen cosas como “que no se castiga a los que no hacen el hayy (viaje a la Meca)” que para una experta en religiones (que se dice atea) afea la verdad, pues es un precepto que tiene muchas particularidades, que pueden hacer que la persona quede exenta de ese viaje.

Pro mas importante quizás, es lo expresado anteriormente. No dar o darlo de forma incompleta o irregular el azaque o zakat (limosna anual + limosna del Fitr), hacer el salta, son cosas que quedan en el ámbito de lo privado entre el creyente y Allah. Comer o beber en publico, es simplemente un atentado contra una moralidad, explicita, la de un país de MAYORIA musulmana, les guste a esta chica y sus amigos o no, que es castigada penalmente. Si quiere luchar contra ella, bien. Que lo hagan sin faltar el respeto.

Para finalizar, insisto en decir que cuando los organizadores afirman “que no pensaban causar tal revuelo” no están llamando entupidos, a las personas inteligentes y en particular a los musulmanes.

Mucho Twister, Factbook, y mucho niño de papa entre estos progresistas de cartón piedra.

Que Allah os perdone.