Diario de la luz

Terrorismo Informativo: Informe Semanal

Una vez más me asombra la manipulación que desde un medio estatal, como es TVE, de un gobierno que propugnan la Alianza de Civilizaciones, eufemismo político que ya nos e cree nadie a estas alturas, basado en un periodismo, sesgado, parcial y discriminatorio, en el que confunde al espectador demonizando una vez más a los musulmanes que viven en España, ya sea por inmigración o por conversión.

La emisión el 7 de marzo del Documental de Informa Semanal “11-M, cinco años después” es un ejercicio del periodismo actual tendente a demonizar de forma reiterada, al Islam, bajo la excusa y el pretexto del terrorismo internacional, de acuerdo a la campaña sionista orquestada desde EE.UU. desde el 9-S.

Alimenta sin ningún genero de ética periodística, la islamofobia ya existente en nuestro país, sobre las imágenes, la voz en off, la aparición de supuestos expertos, y un cuidadoso montaje.

  1. Presentan al comienzo, la vinculación del ciudadano pakistaní, que las fuerzas de seguridad de ese mismo estado títere, en los atentados de Bombay, en el que ha día de hoy, las especulaciones reales una vez más sobre la autoria real e intelectual de los mismos, van más lejos que de una mera célula islamista, como de un ilegal que se casó en España. Los datos que aporta la testigo, con voz de cazalla, son cuando menos falsos, respecto a lo que se expresa. Habla de casarse con un ilegal como quien va a la panadería a comprar una barra de pan, cuando somos muchos los que tenemos que pasar un verdadero calvario de mas de un año, para poder casarnos con nuestra pareja extranjera.
  2. Reiteración sobre los “supuestos” atentados que se iban a cometer, y que una y otra vez han sido desmontados tras el proceso sumarial, en los tribunales correspondientes. Cabe recordar, la aparición en el reportaje del súper juez cazado, al que parece ser que sus compañeros de profesión les cuesta sancionarle sus incompatibilidades económicas, por sus relaciones prohibidas en pleno proceso instructor, que es a la postre un pésimo juez instructor cuyas causas, precisamente muchas de las que el reportaje anima a creer en su veracidad, han caído como castillos de naipes una vez traspasado el umbral de su instrucción. Basta recordar que de los 300 yihadistas a día de hoy, no hay ninguno condenado, salvo el que lo ha sido como autor material del 11-M, sobre lo cual todavía existe polémica, ya que fue condenado por el testimonio, diferente, confuso, e inverosímiles, procedentes de varios testimonios de personas nacionalidad rumana, que han obtenido, papeles y fuertes indemnizaciones pese a tener lesiones menores.
  3. Una vez más, la propaganda centra el articulo exponiendo barrios y lugares donde habitan inmigrantes musulmanes, muchos de los cuales, no son sino soporte de nuestro sistema social, y económico, que trabajan duramente en las peores condiciones laborales, en lo que eufemísticamente se denomina “trabajo no deseado por los españoles”. Esta exposición habitual, daña a la comunidad por entero, emitiendo un mensaje sesgado que llama a la conflictividad social y religiosa.
  4. Incorporación reiterada, de la denominación Al-andalus como punto de reivindicación islámica, que no es sino el fruto de la ideología de un nacionalismo católico todavía existente en las cloacas del estado y alimentado por las páginas de un montón de descerebrados, de cabeza rapada, alcohólicos ultras que viajan gratis dando buena imagen de nuestro futbol en la Europa moderna, y reunidos en torno a la idea de Eurabia.

Una vez más los medios de comunicación, difunden una imagen poco real de la sociedad española musulmana, alineando al espectador con el yihadismo, con el terrorismo.

Pero el problema, es más grave aun, cuando estos medios son aquellos que controla directamente el estado. ¿Dónde esta el ZP tolerante y abierto? Donde están todos los hipócritas. Haciendo política falsaria y demagógica.

Entre tanta mentira crecen como setas, a ambos lados del problema, los verdaderos radicales, los amantes de la destrucción, de la confusión y del terror. En el medio, todos los que deseamos y amamos la paz, a nuestro projimo, a nuestros vecinos.