Diario de la luz

Casi dos años

Casi dos años, sin oír tu voz, sin saber de ti, sin sentirte. Casi dos años, rotos en un calido instante con nuestras voces encontradas en un teléfono, que puede ser frío, y áspero, pero me ha llenado del calor de tu voz.

El dulce sonido de tu voz, ha penetrado en lo mas hondo de mi ser, removiendo en mi interior, todo aquello que estaba oculto en viejas heridas. Sonidos de amor que acarician mi corazón, y llena de esperanza mi destino, y con acopio recojo las fuerzas que ello me da, para luchar por ir hacia delante, con la fuerza de los mares, el ímpetu del viento, con una sola dirección, que no es otro que recuperar un tiempo estúpidamente perdido.

Dentro de poco estaré unos días en España, y estaremos juntos, tan juntos que nuestros cuerpos se sentirán, nuestro amor nos recogerá, y poco a poco recuperaremos el tiempo perdido.

Ah mi niña María, mi hermosa y dulce niña, espérame que pronto te veré.

Gracias, dios mío, por todo cuanto me das en esta vida, que por difícil que pueda parecerme en algunas veces, no puedo expresar mi queja, cuando tengo tantas cosas hermosas a mi alrededor.

Alhamdolillah. La Hawla Wala Quwata Illah Billah.
Alabado sea Allah. No hay fuerza ni poder excepto Allah.