Diario de la luz

Ramadán

Ramadán (رَمَضَان) , mes de ayuno (sawm) y abstinencia total desde el alba hasta la puesta del sol. Desde el salat Al-Fajr (salida del sol o amanecer) hasta el salat Al-Maghrib (puesta del sol), que tiene lugar en el noveno mes lunar.

Debemos tener en cuenta, que le comienzo lunar no es con el primer día del cuarto creciente, sino cuando es visible a la vista por primera vez desde la luna nueva.

Sawm  (صَوْم) literalmente significa “abstenerse”, siendo en sentido islámico abstenerse de comida, bebida, malos habitos, malos pensamientos, acciones u omisiones y de la actividad sexual

Aunque escribo sobre lo que es aceptado, no dejo por ello de pensar y sentir, que es el individuo, libre pensador quien con su corazón y su fe han de acercarse a Allah, acercarse a la verdad, su verdad.

Los pilares de la abstinencia o ayuno

La abstinencia de todo aquello que rompa el ayuno desde el alba hasta la puesta de sol.
Tener presente la intención. Mente y corazón, sin decir nada con la lengua (pronunciar), que debemos iniciar antes del Fayr, pudiéndose decir cada día o por todo el mes a su inicio.

La intención, es una premisa básica en todo musulmán, ya sea en el Ramadán, así como en el salat u oración. Aquellos que creen que el musulmán simplemente se postra ante Allah, para recitar o repetir frases y ejecutar determinadas acciones, están equivocados, pues la ausencia de la intención (niyya) anula toda acción (‘ámal)

Quizás lo mas importante para el musulmán durante el siyam, es el desarrollo de la conciencia de Allah (s.w.t.) (taqwa) en el corazón y en el alma de aquel que ayuna. Debemos abstenernos no sólo de comida, bebida y actos sexuales, sino de actitudes y comportamientos inmorales, orientar nuestras acciones, a una mayor compromiso con los ideales y normas musulmanas.

“Si uno no abandona la falsedad en sus palabras y actos, Allah no necesita de él que deje de comer o beber” (Hadiz del Profeta (s.a.s.) según Al Bujari).

¿Porqué el Ramadán?

Mil respuestas podrían darse al porque los musulmanes ayunamos en Ramadán. ¿Es quizás por que Allah nos lo ha ordenado claramente en Su Libro? ¿Ayunamos como forma de devoción?

Creo que muchos musulmanes, simplemente lo hacen por amor. Qué es el amor, sino sacrificio, desinterés, consideración, obediencia a los deseos del amado. Y no es sino el amor el núcleo de la fe y del concepto de Dios.

Uno de los 99 hermosos nombres de Allah, es al-Wadud, (الودود) el Amante, cuyo amor es ilimitado, sin fin, sin pedir nada ha cambio ni  condicionado por nada. “El los ama y entonces ellos lo aman a Él”

Lailat-ul Qadr (ليلة القدر)

La noche del decreto o noche del poder, Lailat-ul Qadr, uno de los acontecimientos más importantes para el musulmán. Es la noche en que la que Mohammed (s.a.s.) recibió la primera revelación del Sagrado Corán (Coran i Karim).

La Noche del Poder cae en el mes de Ramadán, sin que ningún mortal pueda especificar su precisión. En este mes, fueron también rebelados los rollos del Profeta Abraham (a.s.), la Torah al Profeta Moisés (a.s.), los Salmos al Profeta David (a.s.) y el Evangelio al Profeta Jesús (a.s.).

Ha de buscarse en las noches impares entre las últimas 10 noches de Ramadán, siendo en esta, los actos de vigilia, de adoración, de misericordia, mil veces recompensados. Pero no debe el creyente, ceñirse a estas fechas para tener esta actitud, sino que cada noche, cada día de nuestra vida, debemos buscar la noche del Poder.

Esta es la noche, de pura misericordia y salvación.

¿Quién debe ayunar?

El ayuno es obligación de todo musulmán adulto, de juicio sano, con salud, hombre o mujer. La mujer, deberá estar fuera de la menstruación y del puerperio (periodo inmediatamente posterior  al parto y que se extiende el tiempo necesario, generalmente entre 6 y 8 semanas). La embarazada o lactante que tema por su pequeño, ni los ancianos débiles o los enfermos cuyo estado pueda peligrar a causa del ayuno.

Situaciones especiales

  • El menor de edad. No esta obligado, pero es bueno que llegada una edad, el menor comience a ayunar, acostumbrándose a ello.  Por supuesto, el menor tiene que estar sano y no tener repercusiones para él.
  • En algunos casos se permite la alimentación en Ramadán y pagar por compensación.
  • El anciano débil cuya salud pueda empeorar
  • El enfermo crónico y que no tenga posibilidad de recuperar los días.
  • Aquellos que ejercen trabajos muy duros y que no tienen la posibilidad de encontrar otro trabajo más liviano
  • La compensación en estos casos será dar de comer a un pobre por cada día que no hayan ayunado sin tener que recuperar el tiempo.
  • En otros casos se permiten alimentarse en Ramadán pero teniendo que recuperar los días alimentados:
  • Los enfermos cuya salud pudiera empeorar con el ayuno y se espera su recuperación de la enfermedad y su curación.
  • Casos de sed o hambre severos que pudieran repercutir en la salud de la persona.
  • Al viajero se le permite la alimentación cuando viaja la misma distancia que regula el acortamiento de las oraciones y su rezo conjunto.
  • Especial caso es la prohibición de ayunar con obligación de recuperar los días inhabilitados.
  • Las mujeres que están con la menstruación o durante el puerperio, ya que esta prohibido su ayuno, así como su oración, teniendo que recuperar el ayuno, pero no la oración.

Obligaciones durante el ayuno

  • As-suhur. El suhur consiste en la ingesta de algún alimento en la madrugada, justo antes del Fajr y que según el hadiz del Profeta (s.a.s.) deberemos apurar y acercar al Fajr como sea posible “Apurad el Suhur, ya que hay bendición en el Suhur” (Bujari y Muslim).  Es el momento perfecto para iniciar la intención del ayuno.
  • Romper el ayuno inmediatamente después de la puesta del sol y al comienzo del tiempo de la oración del Maghrib.
  • Orar y suplicar en el momento de la ruptura del ayuno. Para ello existen multitud de Du’as.
    “Allahumma laka sumtu wa’ala ridhqika aftartu” (¡Oh, Allah! Por Ti ayuné y con tus dones rompo mi ayuno)
  • Abstenerse de todo lo que contradice el ayuno en lo moral. El ayuno es una escuela de disciplina y doctrina, a nivel espiritual y moral. Evitar comportamientos inadecuados, inmorales, inaceptados, ya sean de palabra, acción o pensamiento.
  • Ser generoso. El musulmán siempre tiene que ser generoso, pero lo debe ser aun más en el mes de Ramadán.
    “A los que atesoran el oro y la plata y no los gastan en el camino de Allah, anúncialos un castigo doloroso:” (Sura At-Tawba, 9, 34)

Cosas y acciones que están permitidos durante el periodo de abstinencia

Aquí, entramos como siempre, entre las distintas interpretaciones, que van desde la ortodoxia más recalcitrante hasta la relajación casi considerada por muchos como una desviación e invalidación de Ramadán.

  • Bañarse, ducharse, nadar y sumergirse en el agua con la condición de que no se trague nada por la boca o por la nariz.
  • Utilizar el kuhl o colirios en los ojos.
  • El beso. Este punto lo encontré en algunas referencias, advirtiéndose de que no debe existir orgasmo o salida de liquido seminal. Quizás a algunos les parezca que contraviene los principios básicos del ayuno, pero… ¿Qué no hay de hermoso en el beso de dos esposos que comparten el día de ayuno, que demuestran su afecto mediante un beso a los ojos de Allah? Quizás entender estas cuestiones, desde el amor, y no desde las formalidades nos lleve y nos acerque más durante nuestro ayuno, al amor a Allah, a nuestro prójimo, y le alegre a Él, por la belleza de nuestros sentimientos.
  • Las inyecciones, sean intramusculares, subcutáneas o intra cutáneas, a condición de que no sean nutritivas. Aquí debo añadir, que en mi opinión y por el principio de la necesidad, si la prescripción médica obliga, por necesidad, puede entonces entenderse como valido.
  • La venopunción o sangría que se realiza en algunas enfermedades como medio de tratamiento.
  • Enjuagarse la boca con agua o aspirar por las nariz durante las abluciones (wudu) y volverlo a echar hacia fuera.
  • Tragar cosas inevitables como la saliva o el polvo en el trabajo.
  • El uso de supositorios, vaginales o anales.
  • El uso de colonias, perfumes y maquillajes.
  • Comer, beber y tener relaciones sexuales, desde que se rompe el ayuno hasta la abstinencia.
  • Retrasar el Gusl (ablución mayor) hasta después de la salida del sol a las mujeres que les sobrevenga la menstruación o puerperio y quedaron libres la noche anterior.

Motivos de invalidación del ayuno con obligación de recuperación

  1. Comer o beber intencionadamente. En cambio el comer o beber olvidando el ayuno no invalida éste, pero una vez que se de cuenta de ello, tiene que abstenerse y completar el día ayunando.
  2. El vomitar intencionadamente. En caso de ser involuntario no debe recuperarlo.
  3. La menstruación o el puerperio, aunque empiecen en las ultimas horas del día (antes de ponerse el sol) obligan a recuperar el día.
  4. La masturbación intencionadamente. bien sea por la mano o por cualquier otro medio, abrazando a su mujer, besándola, acariciándola.
  5. El tener la intención de desayunar, aunque no haya tomado nada de comida o bebida que rompe el ayuno.
  6. El comer, beber, o tener relaciones sexuales, creyendo que se había puesto el sol, o hubiera salido el alba, pero posteriormente se da cuenta de lo contrario. En caso de tener relaciones sexuales durante la abstinencia, queda anulado el ayuno de dicho día y hay que hacer lo que se conoce en el Islam como “Kaffárah”.

Kaffárah: Consiste en el ayuno de dos meses seguidos, si le es posible o dar de comer a 60 pobres.
Recuperación de los días sin abstinencia en Ramadán. Los días sin abstinencia o anulados durante el Ramadán no tiene porque ser inmediata al mes de Ramadán, sino que abarca todo el año, hasta el siguiente mes de Ramadán.