Diario de la luz

Gracias Sr. Funcionario

Muchas gracias Señora Funcionaria del Registro Civil Sección de Matrimonios por su diligencia, su inestimable ayuda, su profesionalidad, su buen hacer y ese espíritu que brota de cada uno de sus actos.
Muchas gracias, por que gracias a usted, he podido realizar 5.000 kilómetros en balde, para descubrir de su hermosa y cadenciosa voz, llena de amabilidad y buen trato con el usuario, que el inicio del expediente sin la presencia de mi futura esposa, podría demorar unos 4 a 12 meses.

Muchas gracias, porque pese a que hable con usted, (si con usted, no con otra funcionaria, ya que he reconocido enseguida su hermosa voz presta a toda clase de facilidades), en varias ocasiones por teléfono, preguntándole y dándole toda suerte de explicaciones, usted supo dar lo mejor de si misma, escucharme con la amabilidad que caracteriza en vuestro gremio, dejo de escucharse a si misma, y me informo con tanta profesionalidad.

Muchas gracias también al Sr. Funcionario encargado del Registro Civil del Consulado de Agadir (Marruecos) porque pese a que hablamos con él, a propósito de nuestras intenciones, le presentamos los papeles viajeros para su firma y cotejo, no fue capaz de avisarnos de la falta de información que ya teníamos gracias al profesionalidad de su otra compañera de profesión.

Muchas gracias, a todos los funcionarios que han participado de esta kafkaiana y maratoniano, historia de obtención de papeles, entre los que destaco también a la funcionaria del registro civil de Ocaña (Toledo) que envió dos certificados literales de divorcio, que nunca llegaron, claro, que fue culpa de otros funcionarios, los de Correos, por que ella, con su buen talante y tono, no dudo en hacerme de buenas maneras y con ganas, el papelito, en 30 minutitos.

Muchas gracias a los funcionarios del Registro Civil de Madrid Sección de Nacimientos, a los que se les solicitud, hace ya tres largos meses, un certificado de nacimiento, y de 5 peticiones, 4 tuvieron la profesional contestación “Usted no consta en este Registro. Debe aportar más datos”. Gracias de verdad, al otro funcionario, para el cual SI, existía en esos Registros, pero pese a que la petición cursada en Internet, se le solicitaban 2 certificaciones literales, por el motivo de Boda con mujer de nacionalidad marroquí, decidió de forma unilateral, y pese a la gratuicidad del certificado, emitir uno solo. Gracias a su compañera, que esta mañana me dijo que si deseaba una segunda copia la solicitara que en dos días estaría, pero que tras ver mi rostro lleno de amabilidad, de buen rollo, decidió hacerme la segunda copia inmediatamente.

Gracias a todos ellos, por hacerme sentir tan especial, tan querido, tan…

Tan lejos de la paz interior, tan agobiado por el dolor que producen, decepcionado porque no podremos celebrar la boda en tiempo señalada.

Tan cabreado, porque la mujer que ama, tendrá que venir a España, pese a no estar casada conmigo, con el dolor que eso supone, para sus convicciones, para las de su familia, para las mías propias.

Tan angustiado, que después de más de 15000 Km. en dos meses, me siento en mi país, asqueado, dolido, cabreado, lejos de mi paz.

Viajo en el magnifico AVE, de precios astronómicos en un vagón tercermundista, cuyo aire acondicionado supera los 28 grados, con un solo pensamiento.

Llegar a Sevilla. Hacer el gshul, y marchar a Sevilla capital, para ir a la mezquita, tratar de encontrar la paz interior, y agradecer a Allah, no haber perdido la paciencia, con alguna de estas hermosas y bellas personas,como un tiempo a tras quizás hubiera ocurrido.

Gracias, de verdad, a todos los funcionarios públicos que han participado en esta hermosa historia de eficacia, trato con el usuario, profesionalidad y sobre todas las cosas, la profunda humanidad que mostrais en vuestros grises y oscuros corazones.